Estudio Andes

Después de casi dos años de trabajo, se presentaron los primeros resultados del Estudio Andes.

Se dieron a conocer prometedores avances argentinos en la lucha contra el VIH en un trabajo de la Fundación Huésped con el apoyo de los Ministerios de Ciencia y Tecnología, Salud y de Laboratorios Richmond.

 

Infobae (24/07/17) 

Prometedor avance argentino en la lucha contra el VIH

El estudio Andes reveló, hasta el momento, que la bi-terapia es igual de efectiva que los tres fármacos tradicionales. Los detalles del informe que alimentan la esperanza de cumplir con la meta 90-90-90.

Después de casi dos años de trabajo, se presentaron los primeros resultados del estudio Andes. En el marco de la IX Conferencia de la Sociedad Internacional de Sida, en París, se dieron a conocer prometedores avances argentinos en la lucha contra el VIH en un trabajo de la Fundación Huésped con el apoyo de los ministerios de Ciencia y Tecnología, Salud y de Laboratorios Richmond.

El estudio comparó la respuesta en pacientes con VIH sin tratamiento previo que recibieron darunavir/ritonavir y lamivudina con los que, a su vez, tuvieron un tercer fármaco, tenofovir. Luego de 24 semanas se demostró que la biterapia es igual de efectiva que el tradicional enfoque con tres drogas.

Para llegar a tal conclusión, el estudio Andes comparó la respuesta en dos grupos de pacientes vírgenes de tratamiento: una parte tomó la combinación de terapia triple standard y la otra incorporó la combinación darunavir/ritonavir y lamivudina (3TC).

Desde París, el doctor Pedro Cahn, Director Científico de Fundación Huésped sostuvo: "De confirmarse esos resultados a la semana 48, podríamos tener una evidencia adicional de que podemos tener un régimen más económico, con menos toxicidad y menos riesgo de interacciones medicamentosas, facilitando así el acceso al tratamiento de más pacientes en el camino a la estrategia global del 90-90-90".

La estrategia global a la que aludió el especialista refiere a un objetivo estipulado para 2020. Se busca que, para ese entonces, el 90% de las personas con VIH conozca su estado, que el 90% de las personas diagnosticadas reciba terapia antirretroviral continuada y que el 90% tenga el virus controlado.

Entre los factores decisivos para alcanzar la meta se encuentra la reducción del costo y la mejoría de la adherencia al tratamiento. De corroborarse el resultado satisfactorio a su finalización, el laboratorio argentino desarrollaría un comprimido único con la formulación biterapia que se suministraría una vez por día.

La Fundación Huésped estuvo a cargo del diseño y coordinación del estudio clínico. Laboratorios Richmond participó en el diseño de las coformulaciones y aportó el darunavir-ritonavir y fondos para el sostenimiento del proyecto. Mientras que desde los ministerios nacionales colaboraron con el resto de la medicación y reactivos para pruebas de resistencia y carga viral.

La elección del DRV-ritonavir y 3TC emergió a partir del éxito del estudio Gardel, que había demostrado que un esquema de dos drogas podía tener una eficacia similar a un tratamiento de tres.

 

La Nación (25/07/17)

Podrían usarse dos drogas en lugar de tres en el tratamiento contra el VIH

Es lo que indican los resultados de un estudio de la Fundación Huésped que acaba de presentarse en la conferencia internacional sobre sida, IAS2017.

Uno de los principales talones de Aquiles de la estrategia contra el VIH/sida es la adherencia al tratamiento. Normalmente, se usan tres drogas y, si se discontinúan, puede aparecer la resistencia. Pero si se confirman los resultados preliminares de un estudio realizado en el país por la Fundación Huésped, la terapia podría hacerse mucho más económica y más sencilla: alcanzaría con dos. El equipo de Huésped es líder en el mundo en la investigación clínica de la bi-terapia.

"Venimos trabajando en terapias más simples desde hace tiempo -cuenta el doctor Pedro Cahn, presidente de Huésped y referente nacional e internacional en VIH/sida-. El Gardel fue el primer trabajo que demostró que utilizar dos drogas en lugar de tres puede ser igual de efectivo. Los resultados fueron publicados por la revista británica The Lancet Infectious Diseases, una de las más prestigiosas de la temáticaLuego, los especialistas avanzaron con otro estudio, el Paddle, en el que mostraron que los resultados a dos años indican que la estrategia que no sólo es buena, sino que es duradera. Ahora, en el marco de la IX Conferencia de la Sociedad Internacional de Sida (IAS 2017) que se realiza esta semana en París, Francia, Cahn presentó los primeros resultados del Estudio Andes, desarrollado con el apoyo de los Ministerios de Ciencia y Tecnología, y de Salud, y de Laboratorios Richmond, que suministró todas las drogas para la investigación.

"Se trata de una estrategia similar -explica Cahn-. Combinamos 3TC (lamivudina) que es una droga muy económica, a esta altura, un genérico, con darunavir/ritonavir, que son fármacos sin interacciones importantes. Y con una ventaja: que en la Argentina darunavir/ritonavir viene coformulado (en una sola pastilla) gracias al Laboratorio Richmond."

La respuesta comparada después de 24 semanas de administración a pacientes con VIH sin tratamiento previo entre los que recibieron darunavir/ritonavir y lamivudina con los que adicionalmente tuvieron un tercer fármaco, tenofovir, muestran que la bi-terapia es igual de efectiva que el enfoque tradicional.

El ensayo se realizó en cinco centros de la Argentina: la Fundación Huésped, los hospitales Argerich e Italiano, el Centro de Estudios Infectológicos y el consultorio infectológico del Sanatorio Otamendi.

 "Esta estrategia todavía no está incorporada en las guías como oferta de primera línea, pero sí se admite en las guías española, norteamericana y argentina como alternativa para los pacientes que no toleran las tradicionales -detalla Cahn-. Entre otros beneficios está el económico, se gasta menos, pero también hay menos riesgo de efectos tóxicos e interacciones medicamentosas, y se necesitan menos controles periódicos. Son argumentos fundamentales, sobre todo en épocas del 90-90-90, en las que queremos llegar a millones de pacientes."

La estrategia 90-90-90, adoptada por Onusida, tiene la meta de que en 2020 el 90% de las personas con VIH conozcan su estado, el 90% de las personas diagnosticadas reciban terapia antirretroviral continuada y el 90% de éstos tengan controlados los niveles de virus en sangre.

Un beneficio adicional es que si se corrobora el resultado satisfactorio del estudio Andes a 48 semanas, el laboratorio Richmond tiene previsto desarrollar un comprimido único con la formulación bi-terapia que permitiría concentrar el tratamiento en la toma de un único comprimido por día.

En el país se calcula que hay alrededor de 126.000 personas que viven con VIH, pero sólo 70.000 en tratamiento. Esta innovación no sólo facilitaría el acceso, sino que abriría una interesante posibilidad de exportación.

 

Más repercusiones.

http://eldiariodemadryn.com/2017/07/presentaron-en-paris-avances-de-un-estudio-argentino-contra-el-vih/

https://www.clarin.com/buena-vida/salud/vih-buenos-resultados-tratamiento-pastillas_0_HJIDOfU8b.html

https://www.medpagetoday.com/meetingcoverage/ias/66869 

 

Regresar